En este artículo tomado del blog artesonoro.com.mx se describe cuál es el uso de los compresores de audio y porque se precisan. El artículo me pareció interesante ya que ahora estamos viendo esteos conceptos en clase. Lo he adaptado un poco a nuestra forma de expresión, distinta a la de méxico, país del autor de este excelente artículo.

3 cosas que debes saber sobre el compresor

 
 

Si la letra de una canción no se entiende y la voz se pierde por momentos en medio de la mezcla; si mientras grabas se satura tu señal con mucha facilidad o los altavoces distorsionan en ocasiones con ciertos sonidos graves, es muy probable que necesites un compresor.

Estas son solo tres de los muchos problemas que puede solucionar este componente.

Estamos hablando de uno de los dispositivos más necesarios y versátiles del audio profesional.


Hay 3 cosas muy importantes que tenemos que saber acerca de él



    • El compresor es un procesador dinámico.

    • Es el asistente ideal del ecualizador

  • Se emplea la mayoría de las veces en tres de las cuatro etapas de una producción

¿Qué es un procesador dinámico?


Se trata de un dispositivo que controla las variaciones o fluctuaciones de nivel de una señal de audio.

El ecualizador es un procesador de frecuencias. Estas se miden en hercios o kilohercios.

En el caso de los procesadores dinámicos los cambios en la señal se miden en decibelios (dB). Por lo tanto  es nuestra unidad de medición del nivel de audio.

Los procesadores dinámicos son cuatro


    • El compresor

    • El limitador

    • La puerta de ruido

  • El expansor

En la mayoría de los tipos de producción que se realizan el compresor funciona muy bien en conjunto con el ecualizador; ya sea antes o después de éste.

El orden en la cadena de sonido dependerá muchísimo de lo que se quiera obtener.


¿Cuáles son algunos usos que se le puede dar en cada etapa de la producción?




De manera similar al uso del ecualizador, el compresor se utiliza:



  • Durante la grabación, una de sus aplicaciones más comunes es en cuidar el nivel de la señal de modo que sea más difícil llegar a saturarla.

En ese caso, y para no afectar o alterar significativamente las variaciones de nivel en la señal a grabar es aconsejable utilizar un limitador, el cual podemos entender como una variante del compresor.

  • Durante la mezcla, sobre todo en los géneros más populares, se convierte no sólo en un recurso de control de la señal sino también en una herramienta creativa que, combinada con el ecualizador, permitirá lograr cosas que este último por sí solo no puede hacer.

Durante este proceso puede realizar funciones tanto a nivel del canal individual,como a nivel de subgrupos de canales e inclusive en el master.

La manera como interactúa con el ecualizador le permite ser una de las piezas claves más versátiles en el estudio.

  • Durante la masterización sus posibilidades y aplicaciones son muy variadas pero siempre enfocadas en darle al sonido la presencia y claridad necesarias.

Al igual que en los ecualizadores y los efectos, existen infinidad de modelos, con diferentes principios de funcionamiento y diseño en su electrónica, lo que permite a la producción contar con un verdadero repertorio de recursos para cocinar un buen sonido.

en la fotografía de arriba, tomada de un un programa de edición digital, podéis ver los controles del compresor, como tiempo de ataque, tiempo de decaimiento, RATIO o relación de compresión, tiempo de salida, etc.